viernes, 14 de diciembre de 2018

La inteligencia artificial si pudiera tomar el control de un banco sin participación de humanos, usuarios o programadores


“La inteligencia artificial si pudiera tomar el control de un banco sin participación de humanos, usuarios o programadores", la IA realizará todos estos procesos del banco sin la intervención de humanos solo con los personajes no humanos.

Las entidades financieras adoptan una estrategia cauta pese a la emoción que suscita una tecnología que promete ayudar a reducir los costes y aumentar la rentabilidad.

Las expectativas
Pero la realidad es mucho más complicada. Un sondeo de Financial Times sobre el uso de la IA en 30 importantes bancos reveló una industria emocionada con las perspectivas de una tecnología que puede ayudar a reducir costos y aumentar la rentabilidad. No sólo hay poco consenso sobre cómo debería utilizarse la IA en la banca, sino que muchos de los proyectos actuales para aplicar el aprendizaje automático son modestos.

Se comenta que "el error de concepto es que los humanos y las máquinas pueden rendir al mismo nivel. Queda un largo camino por recorrer y muchos desafíos que tenemos que resolver antes de que una máquina pueda operar [a un nivel] que se aproxime siquiera a la mente humana". Sobre sus limitaciones. "Mucho de lo que hace falta para reemplazar la mente de las personas no está al alcance de los sistemas de IA actuales, que son más perceptivos que cognitivos". "La cognición terminará llegando. Pocos desarrolladores de la IA trabajan en la actualidad en la parte cognitiva".

Las distintas visiones
"La mayoría tienen como fin mejorar el apetito al riesgo, reduciendo el riesgo pero también aumentando nuestra capacidad para asumir riesgos". La IA es "una visión y un conjunto de tecnologías y estrategias para permitir que las máquinas hagan cosas que requieren inteligencia cuando las hacen humanos".

La gestión del riesgo es una constante entre los bancos. Aquí la ciencia está de su parte, como en el caso de otras tareas repetitivas donde la intervención humana puede entorpecer más que ayudar. "Para las tareas repetitivas sin variación que no requieren mucha habilidad, la IA es fabulosa", la automatización inteligente, la automatización de los procesos robóticos. Fabuloso para que los bancos recortan costos".

Los bancos tienen cuidado para no alarmar a los empleados y a los sindicatos con recortes de empleo y hablan de liberar a trabajadores para desempeñar tareas más interesantes. A medida que el debate sobre la IA ha ido evolucionando, los bancos han cambiado su mensaje para que el potencial de crecimiento de los ingresos que ofrece la IA destaque al menos tanto como los recortes de costos.
La IA de forma incluye un asistente digital para los clientes y herramientas para detectar el fraude y realizar análisis del riesgo. Los proyectos de IA afectan a muchos ámbitos de la banca, y evaluar el éxito y el liderazgo resulta abrumador para los externos al sector.

EVO Assistant, una nueva inteligencia artificial que informa, opera y se anticipa a lo que necesitas.
Hemos asistido a la presentación del nuevo asistente personal de EVO Banco - EVO Assistant, el primero del mundo que combina la inteligencia artificial y la voz con el objetivo de transformar la relación con sus clientes. Con este nuevo asistente por voz, lo clientes podrán hacer consultas, ejecutar transacciones y recibir información de valor añadido de su banco para mejorar su gestión financiera. Todo ello de forma natural, a través de la voz, como si trataran con un gestor personal.

"La gente quiere menos tecnología, pero conservando sus beneficios, que ésta quede escondida. A eso responde también la tendencia de incorporar la banca de una forma natural a la vida diaria". Así, la máquina de vapor mecanizó la producción en 1780 en la primera revolución industrial y la electrificación de las ciudades en 1870 nos llevó a la segunda revolución. La tercera, la de la informática de 1970, va a ser superada por la cuarta y más potente de las revoluciones, la de la inteligencia artificial. "Ésta va a cambiar incluso el concepto de la riqueza y cómo debemos medirla.

La inteligencia artificial en todo lo que nos rodea.
Los usos de la inteligencia artificial se multiplican. Por ejemplo, en la aplicación que emplea la policía de Durham en Reino Unido, que ha empezado a utilizar un sistema que identifica a los sospechosos según su nivel de peligrosidad. Otros servicios de seguridad se sirven de estas herramientas incluso para predecir delitos, marcar prioridades ante eventos... En bufetes de abogados las utilizan para clasificar la información y resolver interrogantes en minutos frente a semanas... También en los procesos industriales, las máquinas automatizadas o robots colaboran con los operarios de siempre, lo que se conoce ya como cobots.

El futuro se aproxima rápidamente y los negocios no pueden permitirse ignorar la inteligencia artificial. "La tecnología continuará irrumpiendo los negocios y la inteligencia artificial impactará similarmente en cada empresa. Lo crucial es cómo están preparados los negocios para ello. Es de vital importancia que las compañías maduren digitalmente y de inmediato, ya que sólo con sus datos digitalizados pueden beneficiarse de la inteligencia artificial".

Reglas y marcos para la inteligencia artificial
La inteligencia artificial es una nueva realidad con importantes oportunidades y desafíos. "Los beneficios económicos son claros: la inteligencia artificial podría no sólo ofrecer enormes ahorros de eficiencia, sino también desbloquear las capacidades del negocio nunca vistas, mejorando la calidad de trabajo y satisfacción laboral.

BBVA Bancomer es el primer banco en México en sumar la inteligencia artificial (IA) a través de WhatsApp. Este asistente facilita la interacción de los clientes y usuarios con el banco y otorga la resolución de preguntas sobre localización de sucursales, dudas sobre apertura de cuentas, y sugerencias de uso de las soluciones digitales del banco.
La competencia en el mercado de las aplicaciones inteligentes incluye constantemente nuevos avances tecnológicos que se traducen en funcionalidades para el usuario. El desarrollo y programación que da vida a la aplicación se define, en términos generales, como inteligencia artificial y su interacción con las personas se conoce cómo ‘chatbot’ o asistente virtual, dos conceptos muy vinculados pero que no son lo mismo.

De la inteligencia artificial al ‘machine learning’
La inteligencia artificial es la suma de tecnologías que buscan hacer que las computadoras realicen actividades que les permitan imitar características o capacidades de un ser humano, como el entendimiento del lenguaje.

En el campo de los datos, una especialización de la inteligencia artificial es el ‘machine learning’, que se basa en el conocimiento a partir de los datos; las máquinas aprenden de manera autónoma mediante el uso de algoritmos a interpretar grandes volúmenes de datos sin una programación específica. Este aprendizaje permite identificar patrones, convirtiendo la información en predicciones o conocimiento.

El ‘machine learning’ —aprendizaje automático— permite que las máquinas aprendan sin ser expresamente programadas. Un aprendizaje que es indispensable para que los sistemas sean inteligentes y puedan identificar patrones, convirtiendo los datos en predicciones.

“Cuando estás programando, tú le dices a los datos cuál es el siguiente paso; con ‘machine learning’ ese control se invierte: son los datos quienes te dicen cuál va a ser el siguiente paso”.
La inteligencia artificial ya no es un juego y va en pos del cliente.

¿Qué es blockchain?: la explicación definitiva para la tecnología más de moda
¿Qué es el blockchain? Entre otras cosas, es una de las palabras de moda en los últimos tiempos. La cadena de bloques es también un concepto que plantea una enorme revolución no solo en nuestra economía, sino en todo tipo de ámbitos.

Entender lo que es esa cadena de bloques no es tan difícil, y dado que cada vez se utiliza más este concepto hemos querido hacer una especie de curso rápido de introducción al blockchain, para explicar qué es, cómo funciona y cuál es esa revolución que plantea la cadena de bloques.



Adiós, señor (banquero) intermediario
Pongámonos en situación. Lo normal es que si una persona llamada por ejemplo Mariano quisiera enviarle 1.000 euros a otra persona llamada por ejemplo Luis, lo normal es que la operación se realizará a través de un banco. Ese banco actúa como intermediario de esa y otras muchas transacciones, centralizando de forma efectiva el movimiento de capital de un lado a otro.

Hola, cadena de bloques
Es ahí donde entra la cadena de bloques, que básicamente elimina a los intermediarios, descentralizando toda la gestión. El control del proceso es de los usuarios, no de los bancos. Seguimos hablando del dinero, pero el ejemplo es extrapolable a otros tipos de transacción, y son ellos los que se convierten básicamente parte de un enorme banco con miles, millones de nodos, cada uno de los cuales se convierte en partícipe y gestor de los libros de cuenta del banco.

¿Qué es entonces la cadena de bloques? Pues un gigantesco libro de cuentas en los que los registros (los bloques) están enlazados y cifrados para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones. Es, en otras palabras, una base de datos distribuida y segura (gracias al cifrado) que se puede aplicar a todo tipo de transacciones que no tienen por qué ser necesariamente económicas.

Esa cadena de bloques tiene un requisito importante: debe haber varios usuarios (nodos) que se encarguen de verificar esas transacciones para validarlas y que así el bloque correspondiente a esa transacción (en cada bloque hay un gran número de transacciones que eso sí, es variable) se registre en ese gigantesco libro de cuentas.

Por supuesto esta es solo una de las alternativas que se han originado con la cadena de bloques como protagonista, y de hecho hay muchas ideas que tratan de explotar las bondades de una tecnología que tiene un alcance virtualmente ilimitado. 

Veamos algunos ejemplos:
Consorcio R3: las propias entidades financieras que muchos tratan de reemplazar con bitcoin o Ethereum han creado el consorcio R3 para averiguar cómo aprovechar la cadena de bloques en los sistemas financieros tradicionales. Uno de los primeros problemas de la aplicación de este esquema es el anonimato que proporciona el diseño de la cadena de bloques, algo que han resuelto con el llamado "libro de contabilidad autorizado" ('permissioned ledger'), una variante muy peculiar de la cadena de bloques de bitcoin, por ejemplo, que sí que identifica a los usuarios que añaden bloques y que hace que las transacciones del sistema solo puedan consultarse por ciertas partes.

Registro de propiedades: el gobierno japonés ha iniciado un proyecto para unificar todo el registro de propiedades urbanas y rústicas con tecnología de cadena de bloques, lo que permitiría contar con una base de datos abierta en la que se pudieran consultar los datos de las 230 millones de fincas y 50 millones de edificios que se estima existen en el país asiático. En Dubai están planeando algo muy parecido.

Pagos en el mundo real: una startup llamada TenX ha creado una tarjeta prepago que se puede recargar con distintas criptodivisas para luego pagar con ella en cualquier sitio como si esa tarjeta tuviera dinero convencional, sin importar si ese establecimiento acepta o no este tipo de monedas virtuales.

Carsharing: la empresa EY, subsidiaria de Ernst & Young Global Ltd está desarrollando un sistema basado en la cadena de bloques que permite a empresas o grupos de personas acceder a un servicio para compartir coches de forma sencilla. El llamado Tesseract permitiría registrar quién es el propietario del vehículo, el usuario de ese vehículo y generar los costes basados en el seguro y otras transacciones en este tipo de servicios.
Almacenamiento en la nube: normalmente los servicios de almacenamiento están centralizados en un proveedor específico, pero la empresa Storj quiere descentralizar este servicio para mejorar la seguridad y reducir la dependencia de ese proveedor de almacenamiento.

Identidad digital: los últimos y gigantescos fallos de seguridad y robos de datos han hecho que la gestión de nuestras identidades se convierta en un problema muy real. La cadena de bloques podría proporcionar un sistema único para lograr validar identidades de forma irrefutable, segura e inmutable. Hay muchas empresas desarrollando servicios en este ámbito, y todas ellas creen que aplicar la tecnología de la cadena de bloques para este propósito es una solución óptima.

Música: aunque hay críticas que afirman que esta opción no tiene validez, hay quien afirma que la distribución musical podría sufrir toda una revolución si se lograra implantar un sistema basado en la cadena de bloques para gestionar su reproducción, distribución y disfrute. La mismísima Spotify está apostando fuerte por su propia cadena de bloques.

Servicios públicos/gubernamentales: otro de los ámbitos más interesantes de la aplicación de la cadena de bloques es en los servicios públicos que podrían presumir así de una transparencia absoluta. Las áreas de actividad son múltiples: desde la gestión de licencias, transacciones, eventos, movimiento de recursos y pagos, gestión de propiedades hasta la gestión de identidades. De hecho el robo masivo de datos en Equifax ha hecho que algunos propongan la sustitución de los números de la seguridad social en Estados Unidos con un sistema basado en la cadena de bloques. Hay iniciativas incluso para "descentralizar el gobierno", y Bitnation es una de esos proyectos que tratan de llamarnos convertirnos en "ciudadanos del mundo".

Seguridad social y sanidad: aunque se podría englobar dentro de los servicios públicos mencionados, la sanidad pública podría sufrir una verdadera revolución con un sistema de cadena de bloques que sirviera para registrar todo tipo de historiales médicos y resolver uno de los problemas clásicos de la gestión de la sanidad.

Gestión de autorías: aunque relacionado con lo mencionado para el mundo de la música, Ascribe es una plataforma que trata de ayudar a creadores y artistas a atribuirse la autoría de sus trabajos a través de la cadena de bloques. Hay otras muchas plataformas en este ámbito (Bitproof, Blockai, Stampery, por ejemplo) que entre otras cosas permiten generar tiendas en las que se puedan comprar trabajos originales de una forma segura y sencilla.

Son tan solo algunos ejemplos de la aplicación de la cadena de bloques a todo tipo de ámbitos, pero hay muchísimos más: la versatilidad de esta tecnología es tan enorme que es difícil pensar en un área que no pueda ser transformada por esta idea.

Suscribite al Blog y recibe Noticias por E-mail!

Introduce tu E-mail:

Entregado por FeedBurner